contactar por WhatsApp
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Instagram
Línea de atención
Logotipo AiC

icono
BLOG

“En una playa dormida, bajo una sierra Nevada, había una historia perdida que encontré bajo mi cama. Era la tierra de un hombre, de una cultura dorada, que se perdió entre la guerra, las nubes y fue olvidada.”

Fragmento de la canción La Perla

Composición: Andrés Castro / Carlos Vives / Juan Deluque

 

Describir a Santa Marta es quedarse corto en las características que la han convertido en un referente obligatorio para los turistas que llegan al país y que desean disfrutar y conocer un poco más sobre las maravillas de Colombia.

Llamada de diversas maneras: “La bahía más linda de América”, “La Perla de América”, “La magia de tenerlo todo” o como dicen sus habitantes “La Samaria”; Santa Marta, es junto a Mompox, en el Bolívar, las únicas ciudades consideradas con el apelativo de Distrito Turístico, Cultural e Histórico de la nación y no es en vano dicho reconocimiento.

Si usted ha decidido viajar a Santa Marta, se encontrará con la primera sorpresa, ya que es una de las ciudades más antiguas de Suramérica y la más antigua de Colombia, su fundación data de 1525 por el español Rodrigo de Bastidas quien deseaba convertir el territorio en su lugar de descanso en la etapa final de su vida.

A su vez, se convertiría durante el transcurso del tiempo en un lugar importante dentro de la historia, por ser el último lugar donde moró el Libertador Simón Bolívar (Héroe en las batallas de independencia de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia) y en la cual falleció el 17 de diciembre de 1830. El lugar que conserva la esencia de ese episodio y que fue su última estancia, es La Quinta de San Pedro Alejandrino, en donde se puede observar los vestigios de esa época y el entorno del que estuvo rodeado en su lecho de muerte.

Además de conocer acerca de la memoria y legado de Simón Bolívar, en este lugar podrá disfrutar del Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo, en donde se conservan distintas obras de arte que constituyen el patrimonio histórico, artístico, y cultural de los países bolivarianos (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Panamá y Venezuela); la exposiciones le brindarán la oportunidad de descubrir las más de 200 piezas artísticas contemporáneas de diferentes movimientos y tendencias que rinden tributo al libertador, Simón Bolívar; sin lugar a dudas es una experiencia imperdible.

De igual manera, también puede visitar el jardín botánico que se encuentra dentro de la Quinta, allí podrá apreciar los árboles centenarios que se han conservado hasta la actualidad y conocer algunas muestras vegetativas representativas del Caribe colombiano.

En la Quinta de San Pedro Alejandrino, usted tendrá la opción de acceder a servicios de guianza, en donde el guía lo acompañará en un recorrido de 45 minutos, haciéndole un recuento histórico de la Quinta y explicándole el resto de las instalaciones que allí se encuentran.

Visitar la Quinta de San Pedro Alejandrino es una experiencia que abrirá su mente al significado histórico que este sitio turístico tiene no solo para Santa Marta sino para todo el país.

 

Si le interesa conocer más acerca del patrimonio histórico y cultural de la ciudad, es preciso que visite el centro histórico de Santa Marta, al recorrer sus calles quedará encantado con la riqueza arquitectónica de sitios como la catedral basílica de Santa Marta (primera Basílica construida en América Latina, en 1765), el parque Santander, conocido como el parque de los novios, donde se puede encontrar gran variedad de locales comerciales, monumentos y estatuas, y el Museo del Oro Tairona - Casa de la Aduana en donde lo espera una extraordinaria exposición que le permitirá entender de manera más detallada el pasado y el presente de la cultura samaria.

Una de las muestras culturales más representativas de la ciudad que de seguro le encantará es la celebración de festividades como el carnaval y las fiestas del mar, en donde las calles se pintan de color, y los protagonistas son el baile, las tamboras y la maicena; son fiestas que los habitantes de la ciudad y otras regiones del Caribe colombiano esperan con ansias, ya que en esta se evidencia la esencia y el reflejo de lo que es ser costeño.

En el caso del carnaval, este inicia con la guacherna en el barrio Pescaito, el cual es uno de los barrios más populares de Santa Marta por su valor histórico y las manifestaciones de actividades culturales que allí se realizan; al día siguiente, se celebra la batalla de flores en donde se disfruta del tradicional desfile y se festeja sin parar con música y mucha alegría; el martes (un día antes del miércoles de cenizas) muere José Ariza (Joselito Carnaval), esta es una tradición oral en la que 'Joselito' es un personaje simbólico que se goza el Carnaval de principio a fin hasta que el cuerpo le aguante. Del carnaval pueden disfrutar niños, jóvenes y adultos, es una fiesta llena de música, baile y felicidad que une a toda la gente. La fecha de los carnavales suele variar en función de la Semana Santa (40 días deben pasar desde el Miércoles de Ceniza hasta la Semana Santa).

En cuanto a las fiestas del mar, estas se celebran a mitad de año (específicamente a finales del mes de Julio), usted podrá disfrutar de diversos deportes acuáticos y del Reinado Nacional e Internacional del Mar, la celebración va acompañada de diferentes representaciones culturales, musicales, bailes y diversión.

Si decide visitar Santa Marta en estas temporadas, no dude en participar de estos eventos, ya que podrá experimentar de primera mano la cultura expresiva tradicional que se vive en la ciudad.

Otra forma de experimentar la cultura en Santa Marta es disfrutar de los sabores y texturas de su gastronomía; esta al haber sido influenciada por culturas indígenas, africanas y europeas,  le facilitará encontrar preparaciones de cualquier tipo; sin embargo, el plato típico más representativo de Santa Marta es “el cayeye”, una platillo que es referente de la identidad y las tradiciones samarias, está hecho a base de guineo verde (banano sin madurar), mezclado con mantequilla y queso rallado, definitivamente es una delicia que su paladar no se puede perder; puede encontrarlo y degustarlo en la mayoría de los restaurantes de la ciudad.

Cuando de relajarse se trata, Santa Marta le ofrece una gran variedad de destinos, su clima cálido hace de la ciudad un lugar perfecto para disfrutar de sitios como el reconocido Parque Tayrona, un Santuario de la Naturaleza, rico en fauna y flora en donde tendrá la oportunidad explorar un bosque tropical y conocer playas paradisíacas que sin duda lo cautivarán con sus aguas cristalinas y arenas blancas; las playas más emblemáticas del Parque son: Playa Cristal, Playa Brava, La Piscina y el Cabo San Juan del Guía.

Es importante que se asegure hasta qué punto puede llegar en auto, bus o transporte público. Una vez ingrese al parque y pague su entrada, debe tener en cuenta que para llegar a las playas del Parque se debe hacer una caminata de aproximadamente 2 horas, así que es recomendable que lleve ropa cómoda, hidratación, protector solar y repelente de mosquitos.

Otras playas emblemáticas para visitar en Santa Marta son El Rodadero, lugar preferido por los turistas nacionales para relajarse y divertirse con la familia y amigos, Taganga, en donde usted puede realizar buceo y Playa Blanca, reconocida por su tranquilidad, aguas cristalinas y la posibilidad de realizar actividades como canopy o zip linning.  Para llegar a El Rodadero y Taganga puede movilizarse en auto, bus o transporte público; en el caso de Playa Blanca, usted puede llegar primero a El Rodadero y tomar una embarcación de allí hasta Playa Blanca. (existe gran variedad de operadores que ofrecen el transporte marítimo de donde usted puede escoger el que más le convenga).

Si por otro lado, a usted le llama la atención vivir experiencias de inmersión con la naturaleza y tener un acercamiento con comunidades nativas indígenas, Santa Marta también le ofrece la oportunidad de volver realidad su deseo en sitios como la Sierra Nevada de Santa Marta; este es uno de los lugares más célebres y con mayor historia de la ciudad, en ella se encuentran los picos nevados Bolívar y Colón (siendo este ultimo la montaña más alta de Colombia), los cuales se pueden llegar a visualizar en un día despejado; además podrá aventurarse a descubrir Ciudad Perdida, la cuna de los Tayronas, un sitio arqueológico y sagrado de las comunidades indígenas, al cual se llega después de 3 o 4 días de caminata.

Si bien, para acceder a este destino se requiere de una buena condición física debido a la intensidad de las caminatas, vale mucho la pena visitarlo y disfrutar de la belleza paisajística y el gran significado cultural que la naturaleza tiene para las comunidades nativas indígenas.

Es recomendable llevar ropa de senderismo/deportiva y pijamas largos (la cantidad depende de cuantos días será el tour), llevar una mochila con lo necesario (si es muy pesada podrá causar daño a su espalda ya que la cargará por varias horas), un impermeable ya que puede llover en cualquier momento, artículos de aseo, linterna, hidratación, protector solar y repelente de insectos.

Otro destino para disfrutar de la naturaleza es Minca que está ubicado en la Sierra Nevada, pero no hace parte del Parque Nacional; este corregimiento lleno de riquezas naturales, fue el hábitat de la cultura Tayrona y hoy en día se encuentran en las tierras altas los indígenas pertenecientes a los pueblos Kággaba (Kogui), Ika (Arhuaco), Wiwa (Arzarios) y Kankuamo; además es el hogar de 19 especies de aves endémicas, lo cual lo hace perfecto si usted es aficionado del avistamiento de aves; si ese no es el caso, podrá realizar entonces de actividades como disfrutar de las cautivantes cascadas que allí se encuentran, retiros ecológicos, trekking, experiencias en turismo ecuestre, pasadías en fincas cafeteras y de cacao, entre otras.

Es importante mencionar que, aunque el clima es caluroso todo el año, Santa Marta tiene períodos lluviosos en los meses de Junio, Julio, Agosto, Septiembre y Octubre, por esa razón la mejor época para viajar y disfrutar de la ciudad es en los meses Enero, Febrero, Marzo, Abril, Noviembre y Diciembre.

Para terminar, podemos decir que “La Samaria” es naturalmente mágica, es una ciudad que tiene mucho para ofrecer, nos quedamos cortos con la descripción de su magnífica belleza y la gran cantidad de sitios turísticos que usted podrá visitar a parte de los anteriormente mencionados; verdaderamente es posible afirmar que Santa Marta si es la magia de tenerlo todo y no hay dudas de que lo cautivará con la majestuosidad de sus playas, su vasta biodiversidad, el encanto de su gente, su historia, su cultura y sus tradiciones.

Así que no lo piense más y anímese a visitar la Perla de América ¡Santa Marta lo espera con las puertas abiertas!

 

Autor: Karen Gómez